El país nórdico suele ser calificado como uno de los más seguros y felices del mundo. Aunque es difícil de imaginarlo cuando las temperaturas en invierno pueden llegar a descender hasta los -10 grados bajo cero. Sin embargo, el crudo clima invernal no opaca las bellas de sus puntos más simbólicos: puerto, los jardines de Tivoli y el Castillo de Rosenborg, entre muchos otros.

Nyhavn Nuevo Puerto – Copenague

EL puerto de Copenhague (capital de Dinamarca) es una de las postales más retratadas de la ciudad. Fue construido en 1670 pero con el paso del tiempo soportó varias modificaciones. A su alrededor, decenas de restaurantes y bares ofrecen los mejores platos y tragos de la ciudad. El reconocido escritor danés Hens Christin Andersen vivió muy cerca de esa zona durante 18 años.

El espíritu de Andersen presente en toda la ciudad

El autor de los populares cuentos infantiles “El patito feo”, “La Sirenita” y la “Reina de las nieves”, entre muchos otros, Hens Christian Andersen nació en el país nórdico donde tuvo una infancia llena de carencias. Su familia era tan pobre que incluso llegaron a dormir debajo de un puente. Sin embargo, su gran imaginación fue la llave de su rescate: sus obras fueron traducidas en mas de 80 idiomas y fue adaptada a piezas de teatro, ballets y películas.

La capital de Dinamarca es elegida todos los año por miles de turistas

La ciudad de Copenhague fue el escenario de la multipremiada película “La chica danesa”. Estrenada en 2015,  cuenta la historia verídica de la primer mujer transgénero que se sometió a una cirugía de reasignación de sexo en 1930.

Dinamarca esta formada por 406 islas, de las cuales solo son habitables 78. Sus numerosos ríos son demasiados cortos para aprovecharlos como energía hidroeléctrica . El terreno plano permite la formación de cristalinos lagos.

Los acantilados de Mont Klint a 150 km. de Copenhague

Su ubicación estratégica en el mar, da lugar a las formación de impactantes acantilados. Uno de los mas visitados es Mons Klint, con 128 metros de altura y su piedra brillante color blanca.

El castillo de Hamlet

En 1420, el rey danes de ese momento encargó la construcción del castillo Kronborg, que  fue utilizado como fuente de inspiración por el escritor ingles Willian Shakespeare  para escribir la reconocida obra literaria “Hamlet”.

La construcción fue creada con el objetivo de recaudar impuestos a través del pago de un importante arancel por parte de los barcos mercantes que utilizaban el estrecho entre Dinamarca y Suecia. Por su importante valor renacentista, fue elegido como Patrimonio de la Humanidad por la ONU en el año 2000.

La fortaleza y su ubicación estratégica

 

Jardines de Tivoli

El parque de entretenimientos abrió sus puertas por primera vez en 1843 y se convirtió en una de las atracciones mas llamativas de la ciudad. Montanas rusas, carrouseles y por supuesto sus exquisitos jardines, lo convirtieron en una visita obligada de Copenhague.

“Cuando la gente esta entretenida no piensa en política” fue la frase que utilizaron para convencer al rey de aceptar la instalación del parque en el centro de la ciudad.

Un barco pirata en un lago artificial, un almuerzo en una réplica de una ciudad oriental y jardines florales cuidados hasta en el más pequeño detalle son algunas de las atracciones que encontramos en los jardines de Tivoli.

Sin dudas por su belleza natural, su valor cultural e histórico y la tranquilidad característica de este país europeo, convierten a Dinamarca en un lugar favorito a la hora de elegir un nuevo destino turístico.

Palace hotel, uno de los mejores hotels de la Copenague
Palace hotel de Copenhague
Naturaleza en el interior del pais

 

Dinamarca, escenario de monumentos históricos y culturales

Más información:  visitdenmark.es.

Anuncios