Suele decirse que el turismo es sinónimo de prosperidad. Sin embargo, este máxima no estaría aplicando a la ciudad italiana, que desde hace varios años se encuentra lidiando con los efectos negativos de ser unos de los lugares más visitados del mundo.

Venecia, uno de los destinos más visitados.

En Venecia no hay automóviles ni otros medios de transportes circulando. Tampoco hay calles, sino canales, los cuales pueden recorrerse en las tradicionales góndolas.

En la actualidad, más de 30 millones de turistas visitan la ciudad de los canales cada año, lo que significa un riesgo muy grande para el patrimonio cultural e histórico de la pequeña isla. 

Los angostas calles y los espacios públicos no se encuentran preparadas para ser transitados por tantas personas.

Una de las principales quejas de los venecianos es que el boom turístico ha encarecido considerablemente el costo de vida, muchas de las familias originales tuvieron que vender sus propiedades ante el encarecimiento de los productos básicos.

Por otra parte, los sectores que viven del turismo señalan que el gobierno nunca tomó medidas para contener la situación. Algunos aseguran que el gobierno podría incentivar visitar a la isla durante la temporada baja y entre los días de semana, con el objetivo de evitar el amontonamiento.

El patrimonio cultural e histórico sobresale en todas partes.

Si bien es cierto que muchos turistas no respetan el valor arquitectónico de la ciudad, el turismo sigue siendo la principal actividad económica en la isla.

Los defensores del turismo aseguran que la economía fue favorecida con la creación de nuevos puestos de trabajo, sobre todo en la industria gastronómica y hotelera. Sin embargo, la despoblación que está viviendo hoy en día Venecia tiene un impacto tan grande, que para algunos sociólogos, es mayor al causado por la peste negra.

 

Los símbolos de Venecia

Hace unos años, los residentes luchan para prohibir los cruceros masivos por el canal de Giudecca, ya que estas embarcaciones trasladan a miles de turistas para recorrer la ciudad en un solo día, lo que deteriora aún más la débil ciudad.

El Gran Canal, una de las mayores atracciones.

El Gran canal. Es el canal más popular de la isla y suele ser navegada por góndolas y vaporettos, un medio de transporte acuático.

 

Plaza “San Marcos”.

Plaza San Marcos. Es la plaza principal de Venecia y fue construida en el siglo IX. Al encontrase ubicada en la zona más baja de la isla, suele inundarse cuando suben las mareas en las épocas de baja temperatura. Es por eso, que el gobierno suele colocar pasarelas sobre ella para que pueda ser recorrida a pesar del agua.

 

Basílica de San Marcos.

Basílica de San Marcos. Es el templo religioso más importante de Venecia y se encuentra frente a la plaza que lleva su mismo nombre. Su construcción se inició en el año 828.

 

Palacio Ducal de Venecia.

Palacio ducal. Es una de las construcciones históricas más destacada de Venecia. Construído a principios del siglo IX, funcionó como fortaleza, palacio y prisión en diferentes épocas.

 

Puente Rialto, uno de los más fotográfiados. 

Puente Rialto. Es es el más antiguo de los cuatro puentes que atraviesan el Gran Canal. Muchos de los isleños coinciden en que los turistas se aglutinan en sus antiguas escalinatas para tomarse fotos sin considerar el débil estado del patrimonio arquitectónico.

 

Más alla de las diferentes posturas, esperemos que esta imperdible ciudad pueda encontrar un equilibrio para continuar ser disfrutada por los miles de curiosos que desean visitarla.

Anuncios