Es la segunda ciudad más visitada de España por sus atracciones turísticas, su oferta gastronomía y su clima veraniego. Su combinación de monumentos históricos, playa mediterránea y arquitectura singular la convierten en una de las urbes más elegidas de las costas Europeas.  

Imposible visitar Barcelona sin tentarse con su exquisita gastronomía. Sin duda, su ubicación geográfica privilegiada se disfruta también en los sabores de su comida. La paella y otros platos con mariscos son las estrellas gourmet de los restaurantes de la zona. Sin embargo, no debe subestimarse la calidad de los embutidos, en especial del jamón serrano que encontramos en muchos bocadillos de puestos callejeros.

“La fina arena dorada bañada por las turquezas aguas del meditérrano es una de las caracteríticas más populares de  las playas de Barcelona”.

Plaza Real de Barcelona

Entre el bullicioso paseo de la Rambla y el barrio gótico, se encuentra la Plaza Real, lugar estrátegico de descanso para los turistas cansados de una larga caminata. Las farolas que alumbran este espacio público fueron diseñadas por el gran maestro de la arquitectura Antoni Gaudí.

103_1377.jpg

Los amantes del arte y la historia también serán eclipsados por la deslumbrante ciudad catalana. Barcelona, no sólo es sinónimo de largos paseos y placeres para el paladar, sino que la historia y el arte nacional pueden apreciarse en sus mundialmente reconocidos museos: Museo Nacional de Arte, Museo Picasso, Fundación Joan Miró y, por supuesto, todos aquellos espacios culturales en los que el genio Antoni Gaudí plasmó su huella. 

Museo Nacional de Barcelona. Con un imponente edificio, atesora las mejores colecciones de arte moderno e histórico de la ciudad.

Y si todas estas razones no son suficientes para comenzar a planificar un viaje por Barcelona, a continuación más postales para aproximarnos a una de las joyas del turismo español.

La arquitectura tiene característica propia en Barcelona.

Parque del Laberinto del Orta, el jardín histórico más antiguo de la ciudad.

Castillo de Montjuic, ubicada en la montaña que lleva su mismo nombre, antiguamente, fue utilizada como fortaleza por el ejército español.

Plaza España de Barcelona, la segunda más grande de todo el país. Con sus 34 mil metro cuadrados, constituye un símbolo emblemático de la capital catalana.

KODAK Digital Still Camera

El espectáculo de luz y sonido de la fuente mágica de Montjuïc convoca multitudes de turistas cuando la tarde comienza a nacer en el viejo continente.

Anuncios