Fría o no tanto, con o sin espuma, enlatada o directo de su barril, muchas son las costumbres que sobrevuelan a la hora de experimentar esta bebida tan popular como histórica.
KODAK Digital Still CameraQuienes disfruten de un cerveza de calidad encontrarán en Bélgica el paraíso. Con más de 400 variedades de elaboración propia y unas 1.100 en total con las exportadas de otros países, muchos son los turistas que desembarcan en estas tierras para degustar una de las bebidas más antiguas de la humanidad.

 

Hubo épocas donde era más sano beber cerveza en lugar de agua, ya que está última no siempre era potable.

La cerveza es sin dudas una bebida universal. En cualquier restaurante del mundo puede ordenarse, a excepción de países donde la venta de alcohol está prohibida por cuestiones religiosas.

Su elaboración precede al nacimiento de Cristo y hay indicio de que ya era consumida en la época de la Mesopotamia.

A la Mort Subite ( en la muerte súbita). Una de las cervecerías más populares de Bruselas.

Como en Edad Media los monasterios debían autoabastecerse, los monjes dedicaban parte su extenso tiempo a su producción. Por supuesto que en aquella época, la cerveza no tenía su sabor actual, ya que con el paso del tiempo se fueron agregando nuevos ingredientes y mejorando la calidad en el proceso de elaboración.

Los expertos aseguran que la forma de la copa en donde se sirve la cerveza contribuye a mejorar su sabor.

Delirium café y A la morte Subite son dos populares cervecerías en Bruselas. En ambos lugares se ofrecen las tradicionales de origen belga y también otras de sabores extravagantes a base de frutas y chocolates. Por su parte, la decoración merece un elogio aparte: viejas publicidades, mobiliario del centenario pasado y miles de botellas de cerveza expuestas recrean un ambiente único para disfrutar esta experiencia.

Imposible visitar este vibrante país sin brindar con su tradicional bebida, salud!

Anuncios