Bella, poderosa y frívola son algunos de los adjetivos utilizados a menudo para describir a la archiduquesa de Austria y reina consorte de Francia y Navarra. Nunca pudo (o supo) ganarse la simpatía del pueblo francés. Muchos son los historiadores que afirman  que su impopularidad desencadenó el estallido de la Revolución Francesa de 1789.

Pero lo cierto es que los movimientos revisionistas dejaron al descubierto que, a pesar de sus miserias y érrores, no fue un ser tan maligno como la historia describió.

marie_antoinette_young
Retrato de María Antonienta cuando tenía tan sólo 7 años.

A los 14 años, María Antonieta fue entregada por su propia madre para ser esposada con el futuro rey de Francia, Luis XVI, con el fin de establecer una alianza entre el país y el imperio Austríaco, pero siempre fue vista con recelo por los franceses.

El matrimonio con el rey tardó 7 años en consumarse. Distintas teorías sobres problemas sexuales entre ambos monarcas fueron planteadas. Ella soportó el cuestionamiento público a su condición de mujer por no ser”capaz” de proveer un heredero a la corona.

Pero después de una larga espera, María Antonieta fue madre de cuatro niños y soportó ver morir a tres de ellos.

Espíritu festivo

Fuertemente criticada por la opinión pública a causa de su derroche en fiestas y objetos de lujo en una época en que la situación económica era muy grave, fue apodada despectivamente como la “reina déficit”.

maria_antonieta_versalles
María Antonieta junto a dos de sus hijos en el Palacio de Versalles.

Nunca se adaptó al estilo de vida parisimo, situación que la llevó a instalarse en las afueras de la gran ciudad: el Palacio de Versalles. Allí, entre la naturaleza, encontró la tranquilidad que el bullicio de la ciudad le negaba.

Que coman pasteles

Antes del estallido de la revolución francesa, la situación del pueblo era tan agonizante que no tenían ni pan para comer. Durante una agitada revuelta manifestaron que ni siquiera había harina para el principal alimento.

En varios libros de historia se afirma que la reina expresó “si no tienen pan que coman pasteles” haciendo alusión a los abundates finos bizcochos que disfrutaban ella y sus cortezanos más fieles. Sin embargo, hay teorías que desmienten que esta frase haya sido pronunciada por María Antonieta, y aseguran que su verdadera autora fue su cuñada.

“Cosechó fuertes enemigos en la corte, quienes nunca se cansaron de desparramar chismes acerca de su comportamiento sexual y su excesivo gasto en vestuario y artículos extravagantes”

Solitario final

A los 37 años, María Antonieta encontró la muerte en el filo de una guillotina el 16 de octubre de 1793, juzgada de traicionar a Francia. Nueve meses había pasado desde la ejecución pública de su marido, el rey Luis XVI.

maria-ultima
María Antonieta retratada por última vez durante su juzgamiento.

La paciencia del pueblo había colapsado al convivir con el hambre diaria y conocer el despilfarro que la reina hacía en fiestas y ropa. Cuando su cabeza rodó en la plaza de la Revolución (actualmente de la Concordia), sus súbditos gritaron “viva la revolución”.

Sus últimos años de vida transcurrieron en la prisión del Temple, donde vió morir a su hijo de 10 años, a causa de las enfermedades contraidas durante el encarcelamiento. No era la primera vez que la reina vivía una tragedia semejante, su primer hijo varón y heredero de la corona, también había tenido una salud frágil, quien encontró la muerte a temprana edad. Su cuarta hija también falleció en la niñez al contraer sarampión a la edad de un año.

A pesar de que muchos la consideraron culpable de vaciar las arcas francesas y manipular al rey a favor de los austríacos (su país de origen), otras posiciones sostienen que la influencia política de María Antonieta nunca fue tan decisiva.

Fotos wikipedia

 

 

Anuncios