Es país más pequeño del mundo y lugar de residencia de la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia Católica. Imposible visitar Roma sin hacer una parada en uno de los lugares más visitados del mundo.

Basílica de San Pedro

Comúnmente llamamos “Vaticano” a la basílica de San Pedro, que es el templo religioso más importante del catolicismo. Su nombre deviene de quien fue el primer Papa de la Iglesia Católica y uno de los doce apóstoles de Jesús: Pedro, cuyos restos descansan allí.

vati
Basílica de San Pedro

Con una capacidad para 20 mil personas, su construcción llevó más de 160 años y su cúpula de 136 metros de altura, que domina la visión del horizonte, fue fuente de inspiración para otras construcciones religiosas como la Catedral de San Pablo, en Londres y el Capitolino de los Estados Unidos, en Washington.

La entrada es gratuita pero no está permitido ingresar con los hombros y las piernas  descubiertas. Días y horarios.

iglesia
Decoración interior. Ningún detalle fue librado al azar.

La Piedad, de Miguel Angel

Entre las obras de la Basílica de San Pedro, se destaca la famosa escultura “La Piedad”, del artista renacentista Miguel Angel Buonarroti, quien a sus 24 años recreó en mármol el momento en que la Virgen María sostiene a Jesús en sus brazos luego de haber muerto a causa de la crucifixión.

Como resultado, se puede apreciar una virgen María bella, piadosa, incluso con una apariencia más joven que la de su hijo Jesús quien pareciera estar descansando entre sus brazos prácticamente sin signos de dolencias. Sin dudas, la obra refleja los principios renacentistas de belleza y juventud.

la-piedad
La Piedad en la Basílica de San Pedro

A lo largo de los años, Miguel Angel realizaría otras variantes de “la Pieta” que serían colocadas en diferentes templos religiosos de Italia. Sin embargo, la que mejor refleja una evolución técnica y espiritual en el artista es “La Piedad”, de Rondanini, que fue la última obra que realizó en vida.

rondanini
La Piedad de Rondanini.

En esta última, Buonarroti deja de lado los principios de belleza renacentista para concebir una Virgen María abatida que toma en sus brazos y aprieta a un Jesús agonizante, quien en su rostro refleja el sufrimiento de la tortura a la que fue sometido. Este cambio en los parámetros estilísticos exponen el nacimiento del período histórico Barroco.

Actualmente, esta obra de arte se encuentra en el museo “Castillo Sforzesco de Milán”.

Plaza San Pedro

Ubicada frente a la Basilica, es el lugar donde se lleva a cabo la audiencia de los miércoles por la mañana que ofrece el Papa Francisco. En este encuentro, el sumo pontífice lee pasajes bíblicos ante la multitud presente y luego culmina la reunión con una emotiva bendición.

plaza
Obelisco egipcio en la plaza de San Pedro.

Es una de las plazas más grande de Italia y puede llegar a contener hasta 300 mil personas, número de feligreses que suelen acercarse en épocas de liturgia y celebraciones especiales. En su centro, se destacan dos fuentes y un obelisco de 25 metros de alto que fue traído desde Egipto en 1586. A su vez, está rodeada por inmensas columnas que sostienen las figuras de 140 santos de diferentes épocas.

Museos del Vaticano

El conjunto de los “Museos Vaticanos” tiene un valor histórico y artístico de importancia mundial. Organizado en galerías temáticas, alberga pinturas, esculturas, mapas, objetos medievales y del antiguo Egipto, entre otras obras de reconocidos artistas.

museo-vati
Una de las galerías de los Museos Vaticano.

Fue fundado en el año 1500 por el papa Julio II quien donó su colección de arte privada. Con el pasar de los años, la iglesia católica fue incrementando la cantidad de obras, provenientes de diferentes regiones.

Se estima que se necesitaría dos días completos para recorrerlo íntegramente.

En su interior también se encuentra la Biblioteca Vaticana, una de las más importantes del mundo cuenta con 75 mil manuscritos y mas de 1.100.000 libros.

El último domingo de cada mes es posible visitar los museos de manera gratuita.

Horarios y precios

Capilla Sixtina

No se puede culminar la estadía en los Museos Vaticanos sin visitar la Capilla Sixtina. Encargada por el Papa Sixto IV, de quien obtuvo su nombre, el templo se destaca no tanto por su arquitectura sino por los frescos que decoran sus paredes y bóveda.

capilla-sixtina
Interior de la Capilla Sixtina

El artista renacentista Miguel Angel dedicó cuatro años completos a pintar su techo, donde representó 9 escenas de la génesis del hombre y su posterior declive al ser expulsado del paraíso. Sin la colaboración de ningún ayudante, el pintor italiano explayó todo su talento en el cuadro “La creación de Adán”, considerada una de las obras cumbre de la historia del arte y que tiene un lugar destacado en la bóveda de la capilla.

cappella_sistina_ceiling
Así lucen los fresco de la bóveda de la capilla. Foto: Wikipedia

Esta Iglesia también es lugar de encuentro del cónclave del Colegio de Cardenales que elige al Papa sucesor. En su techo, se encuentra la famosa pequeña chimenea que expulsa la fumata blanca o negra, según éxito o fracaso de la votación.

Anuncios